Decide y vencerás

Comunicación Intrapsíquica · 13 junio, 2018

Mis padres han vivido toda la vida juntos. Para mi padre mi madre fue su primera novia y viceversa. Se conocieron en la escuela, se casaron y tuvieron cinco hijos. Siempre vivieron en la misma casa, en el mismo pueblo y con la misma gente. Trabajaban la tierra y dormían según las estaciones del año. Conocían la hora mirando la posición del sol y el pulso les indicaba si el niño tenía fiebre. Salían a cenar una vez al año, la tradición era cenar en la feria y siempre tenían el mismo menú. No tenían que decidir demasiado, todo estaba ya planificado.

Su realidad era muy diferente a la que vivimos actualmente. Posibilidades, posibilidades y más posibilidades. Cientos de restaurantes en la ciudad, ¿Quieres ir a un indio, japonés o quizá prefieres la comida árabe? Y esto nos pasa en todas las áreas de nuestra vida: parejas secuenciales, trabajos temporales, proyectos interdisciplinares o estrategias globales. El mundo se ha hecho grande, variado, y lleno de opciones. El entorno es tan cambiante que, a veces, cuesta definir bien los objetivos y crear un plan de acción conjunto. ¿Es mejor tener un producto estrella o apostar por la diversificación? ¿Nos posicionamos como proveedores o construimos una marca propia? ¿Cómo enfoco la comunicación para que sea rentable? ¿Mejor una estrategia global o local?

Las posibilidades, el tiempo y los negocios han cambiado por eso la figura del facilitador se hace necesaria. Toma tus propias decisiones desde la tranquilidad.

En este contexto ha comenzado a surgir la figura del facilitador, alguien que ayuda a entender los objetivos comunes y contribuye a crear un plan de acción para alcanzarlos. La figura del facilitador, en la comunicación intrapsíquica, es parecida a la de un psicólogo en la sala de terapia pero aplicado a los negocios. Saber qué es lo que da estabilidad al proyecto, discernir qué es lo importante y qué es secundario. Cuáles son las prioridades para una buena gestión del cambio y aminorar la incertidumbre que vivimos actualmente. Si la vida es cambiante, el ritmo que tienen los negocios es vertiginoso.

Métricas, objetivos y monotorización de los procesos generan tantos datos que necesitamos herramientas para clarificar y jerarquizar la información. ¿Qué es lo realmente importante en nuestro quehacer diario? ¿En qué ponemos la atención durante el tiempo de trabajo? Con la comunicación intrapsíquica se consigue un espacio de contención, reflexión y construcción de escenarios donde el ruido se apacigua y lo importante se visibiliza.


Etiquetas


Laura Morales-Navarro

Laura Morales-Navarro

Soy extrovertida y tímida a la vez. Me encanta repensar las verdades universales porque considero que todo está en constante cambio. Diseñadora, Publicista y Formadora además de un pelín tiquismiquis.

Volver

Categorías
  • Comunicación Intrapsíquica (1)
  • Marca y Comunidad (1)
  • Negocio Familiar (1)
  • Artículos relacionados

    Negocio Familiar · 26 enero, 2018

    La herencia familiar en los negocios

    España es un país donde la familia está muy presente. Los domingos alrededor de la mesa compartiendo paella y varias generaciones relacionándose como padres, como…